miércoles, 3 de agosto de 2011

Tres lecciones londinenses


2 comentarios:

  1. Perfecto: Claro, interesante, directo y ameno.

    Me ha encantado.

    Por cierto. Menuda jungla esa donde vivías.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, fijate que cuando lo escribí no me sentía especialmente seguro de que fuera un buen artículo. La verdad es que en Londres me lo pase muy bien y eso no es ni la mitad de la mitad. Hay una película que estrenaron justo cuando volví de allí que me recordaba mucho, salvando ciertas distancias, a como eran los bajos fondos en los que vivía mucha gente con la que trabajaba y convivia. Se llama "Dirty Pretty Things" de Stephen Frears.

    ResponderEliminar