Ir al contenido principal

Experiencias Aeroportuarias


Comentarios

Entradas populares de este blog

'Camino a Marte': el viaje de hacer un 'road trip' (publicado en Vanity Fair México)

Antón Goenechea Caballos, coguionista de 'Camino a Marte' relata cómo  se  orquestó la cinta que se estrena hoy. La primera vez que hablamos de  Camino A Marte , Beto ( Humberto Hinojosa ) y  Pablo (García Gatterer , productor) estaban terminando de editar  I Hate Love (2014) y querían filmar un pequeño road trip que no tomara más de dos semanas de rodaje. Beto había estado pensado en cómo los seres humanos tendemos a antropomorfizarlo todo, incluidas las tormentas.  Katrina no fue solo un fenómeno natural, también era una entidad con personalidad responsable de la destrucción de una ciudad y de las miserias de sus habitantes. Sandy dejó sin luz a Nueva York, Odile aterrorizó Baja California y el huracán María ha hundido a Puerto Rico en la miseria.  De esa idea viene la creación Mark ( Luis Gerardo Méndez ), un hombre que en principio, como una tormenta, es ajeno a los habitantes de los lugares por los que pasa. Pero si una tormenta tuviera personalidad y fuera capaz de v

Pequeña reflexión sobre la empatía.

Este artículo estaba destinado a ser publicado en el número de doble de diciembre/enero, pero por problemas de espacio en la revista, finalmente se ha publicado en Febrero, espero que os guste. Cuando reviso los textos que he escrito en los últimos dos años me doy cuenta de que uso el verbo empatizar en casi cada uno de ellos. En cada ocasión en el que lo he escrito, tanto el infinitivo como cualquiera de sus declinaciones verbales, sucedía algo que me he obstinado en ignorar sistemáticamente. El procesador de texto, Microsoft Word, lo marcaba como un error ortográfico. Teniendo en cuenta la mala relación que siempre he tenido con esta disciplina tan esencial, lo achacaba a un error mecanográfico provocado por mi auto diagnosticada dislexia. Los increíbles mecanismos de la mente, podría pensar usted, yo le deseo al indulgente lector que su mente no funcione con tanta torpeza como la mía. Pero llegó un momento en el que se imponía ser realista, tenía que sab

The Shadow Line.

“It´s alright. You are a good cop, but whether you are a good person… well, that´s not for me to say.” Le dice Gatehouse al inspector Jonah Gabriel. Con esa frase resume el conflicto del personaje y de la mayoría de individuos que pululan en The Shadow Line. Escalofriante y perfectamente contada, esta serie es una de esas raras bellezas que produce la BBC. Una serie de siete episodios que se cuentan con precisión novelesca y que se cierra con maestría (Ojalá que nunca se hagan mas temporadas). Los fundamentos narrativos de esta serie están arraigados en la complejidad del género negro americano de la primera mitad del siglo veinte, y que pareció hacerse inservible después de que el caso Watergate despertara a la sociedad norteamericana de su largo sueño idílico. Antes de eso, el género negro era el encargado de mostrar ese lado oscuro y corrupto de la sociedad, la fina línea por la que se debe andar cuando se quiere mantener el orden. Y de como los guardianes de esta línea se